Contrato de arrendamiento de servicios

Resolución de contrato por incumplimiento del mismo. Reconvención. Recurso de apelación. Nulidad del juicio de Primera Instancia. Error en la grabación del juicio.


  • Materia: Derecho Civil
  • Especialidad: / Derecho Civil / Obligaciones y contratos / Contrato de arrendamiento de servicios
  • Número: 9630
  • Tipo de caso: Caso Judicial
  • Voces: ERROR DE FORMA, INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL, Nulidad, RECONVENCIÓN, RECURSO DE APELACIÓN
  • FECHA DE RESOLUCIÓN DEL CASO: 04-07-2014

SUMARIO

- DOCUMENTOS JURIDICOS DEL CASO

- EL CASO

- PROCEDIMIENTO JUDICIAL

  • Partes
  • Peticiones Realizadas
  • Argumentos
  • Normas y Artículos relacionados
  • Documental aportada
  • Prueba
  • Resolución judicial

- JURISPRUDENCIA

- FORMULARIOS JURIDICOS RELACIONADOS

- BIBLIOTECA

  • Libros
  • Artículos jurídicos

- CASOS RELACIONADOS

Documentos originales presentados en el juzgado


Visualización de documentos:
1.  Demanda.
2.  Decreto por el que se admite la demanda.
3.  Contestación a la demanda y reconvención.
4.  Decreto por el que se admite la reconvención.
5.  Contestación a la reconvención.
6.  Acta de audiencia previa.
7.  Escrito al Juzgado por el que se aporta la redacción del contenido del oficio solicitado por la demnandante.
8.  Escrito al Juzgado por el que la demandante hace saber que se encuentra sin cumplimentar el oficio anteriormente mencionado y dirigido a un alto cargo de la empresa M.
9.  Escrito por el que la demandada solicita aportar dictamen pericial.
10.  Auto por el que se admite la incorporación del dictamen antes señalado.
11.  Acta de vista del juicio.
12.  Escrito al Juzgado por el que se llevan a cabo unas alegaciones en relación a la defensa de la demandante.
13.  Escrito al Juzgado por el que se solicita que se considere como reconocidos los hechos en los que intervino el alto cargo de la empresa M ante su negativa de expedir la información solicitada.
14.  Escrito al Juzgado en el que la parte demandada alega la concordancia existente entre el oficio de 5 de agosto de 2.011 del Jefe Industrial de la empresa M y lo expresado por la demandada a lo largo del presente procedimiento.
15.  Escrito al Juzgado de la parte demandante por el que realiza una serie de alegaciones acerca del pedido, sobre las conclusiones de la documentación del pedido, acerca de los tres nuevos expedientes, sobre las conclusiones de los nuevos expedientes y una conclusión general.
16.  Primera Sentencia.
17.  Escrito al Juzgado de la parte demandad por el que solicita la suspensión del plazo para interponer recurso de apelación con motivo de la existencia de un grave error en la grabación del juicio, solicitando que se reanude cuando se les haga entrega de una grabación con audio e imagen.
18.  Recurso de reposición por el que la parte demandante solicita la nulidad de la diligencia que acuerda la suspensión del plazo para recurrir la sentencia.
19.  Impugnación del anterior recurso de reposición por la parte demandada.
20.  Decreto por el que se desestima el recurso de reposición.
21.  Recurso de apelación contra la primera sentencia, formulado por la parte demandada, en el se solicita la nulidad de la vista del juicio y de las actuaciones posteriores y se ordena la retroacción de las actuaciones al momento del señalamiento de tal vista.
22.  Oposición al recurso de apelación por la parte demandante.
23.  Segunda sentencia en la que se acuerda la nulidad de todo lo actuado desde la interposición del recurso de apelación, retrotrayendo las actuaciones al momento inmediatamente anterior de que por el Juzgado trate de subsanarlos defectos de audición.
24.  Recurso de reposición de la parte demandante por el que se recurre la providencia que acuerda dar por finalizados los intentos de subsanación de la grabación.
25.  Contestación al recurso de reposición.
26.  Auto por el que se desestima el recurso de reposición.
27.  Escrito al Juzgado por el que la parte demandante solicita que no se proceda a celebrar un nuevo acto procesal, sino que se reconstruya el acto anulado con todas las garantías.
28.  Tercera sentencia del juzgado de Primera Instancia.
29.  Escrito al Juzgado por el que la parte demandada solicita que se le expida copia de la grabación de la audiencia previa y de la vista.
30.  Recurso de apelación de la parte demandada.
31.  Oposición al recurso de apelación por la parte demandante.
32.  Sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia.



El caso


Supuesto de hecho.
Cartagena, 20-06-2010

En el año 2.004, la empresa M se plantea llevar a cabo un programa que permitiera la ventilación, despresurización y reflotamiento de un submarino accidentado. Para llevar a cabo tal programa, la empresa M contacta con la mercantil T (parte demandada en el presente procedimiento). 

En el año 2.007, la mercantil T contacta con la empresa A (parte demandante) para que sea esta, como subcontratista, la que fabrique un cuadro portátil relativo al programa, recibiendo como documentación para confección del mismo el informe inicial, el posterior informe técnico y el Pliego de Prescripciones Técnicas (PPT). En fecha de 23 de Julio de 2.007, las empresas aceptan el contrato, en el cual se incluye una cláusula por la que se impone una penalidad relativa al plazo de entrega, así como se establece la posibilidad de que la empresa T deje sin efecto unilateralmente el pedido por la falta de cumplimiento de la otra parte. 

Por circunstancias ajenas a la demandante, la obra se fue retrasando (ya que había que obedecer a las indicaciones de un alto cargo de la empresa M) . A comienzos del año 2.009 y con el trabajo prácticamente finalizado, la persona que desempeñaba dicho cargo fue destinado a Madrid y, entonces, empezaron a surgir discrepancias entre él y los nuevos responsables, por lo que nadie se quería hacer cargo del trabajo. Luego se presenta ante la demandante un nuevo documento  del que se desprende que la demandante debía recibir una serie de auxilios por parte de las otras dos empresas. También se le permite en ese documento a la demandante facturar una parte del trabajo, que es pagado por la empresa T en 5 de Noviembre de 2.009.

A finales de Enero de 2.010, la demandante intenta retomar con la mercantil M el tema y recibe por contestación que "ellos no se quieren hacer cargo del trabajo".

En fecha de 22 de Febrero de 2.010, la demandante envía un burofax a la empresa T en el que manifiesta su deseo de cumplir con el contrato y pregunta si la receptora también lo está. La empresa T responde que ella también está dispuesta a cumplir el contrato, pero no especifica de manera clara y precisa que indicación de la mercantil M impide la recepción de la obra. 

La empresa T indica a la mercantil A que está intentando que la empresa M de una solución al problema. De esta afirmación, la demandante deduce que la mercantil T realmente no está haciendo nada para que se cumpla el contrato. Además, que la intención de la empresa T sea que la mercantil M arregle el tema cuando esta última ya manifestó a la empresa A que no quería saber nada del asunto demuestra que la demandada no está haciendo nada, porque esperar una solución de quien no la quiere dar es no hacer nada, solo "echar balones fuera". 

El 27 de Abril, la demandante recibe en sus instalaciones a una persona del Departamento de Ingeniería, que expresa que, según cree la empresa T, se debería completar el trabajo con una serie de documentación que según ellos les valdría a la empresa M para aceptar el trabajo. La parte demandante recibe esta comunicación como una excusa, porque ni siquiera la demandada es capaz de asegurar que, aún cumpliendo la demandante con la aportación de la documentanción solicitada, se vaya a producir así la aceptación por parte de la empresa M. Además, destaca el hecho de que han olvidado que la demandante aportó documentación similar, de la cual nadie opuso inconvenientes para ser aceptada. También destaca el hecho de que ambas empresas han olvidado la ayuda que debían prestar a la demandante. 

La clave del asunto está en lo siguiente: para poder completar el trabajo encargado a la demandante, deben realizarse una serie de pruebas en el Centro de Buceo de la empresa M. Con el cambio de la dirección del mismo, se cerró y modificó parte de este, por lo que la demandante no puede realizar las pruebas necesarias. 

Esta situación es conocida por la empresa T, y en lugar de llevar a cabo la resolución unilateral del contrato, dada la imposibilidad de cumplirlo, propone situaciones de cumplimiento que son inviables, ya que el cuadro no puede ser instalado.

Mediante la aportación de una serie de informes, la demandante acredita que el trabajo está realizado, por lo que demuestra que ella ha cumplido su parte del contrato, y puesto que la otra parte no cumple con la suya, solicita la resolución del mismo.



Objetivo. Cuestión planteada.

En este supuesto el cliente es la mercantil A y su intención es que se declare la resolución del contrato, condenando a la mercantil T a pagar al actor la cantidad de 89.487,04 euros, en concepto de daños y perjuicios, junto a los intereses legales y al pago de las costas.



La estrategia. Solución propuesta.

La estrategia del abogado se centra en presentar una demanda en la que a lo largo de la misma fundamenta sus pretensiones.

Así, respecto al incumplimiento contratual de la demandada alegado por el abogado de la actora, este toma por base la doctrina del Tribunal Supremo relativa a la interpretación del art. 1.124 CC (que regula la acción rescisoria del contrato). Según el Tribunal Supremo, deben existir cuatro requisitos para que se pueda resolver un contrato, estos son: 1º existencia de un vínculo contractual vigente entre las partes; 2º reciprocidad de las prestaciones; 3º incumplimiento grave por parte del demandado; 4º que se deba a una conducta obstativa del demandado.

El abogado se encarga de probar la existencia de los 4 requisitos, mediante la aportación de los documentos necesarios para demostrar que entre parte demandante y parte demandada existía una relación contractual; que ambas establecieron en su contrato obligaciones recíprocas; que, a pesar que la demandante quería cumplir su parte del contrato, la demandada no estaba por la labor, según pudo demostrar el abogado en la redacción de los hechos; que tal incumplimiento fue intencionado, a pesar de que la demandada alegue que su intención si era cumplir.

Y respecto a los daños y perjuicios , a la vista de que el cumplimiento del contrato resulta imposible, se ha creado al demandante un perjuicio. Al amparo del art. 1.124 CC, el abogado solicita reparación de los daños y perjuicios ocasionados. También se ampara en la doctrina jurisprudencial. 



Cantidad de casos completos visualizados en el mes: